Destino heredado


La vida ofrece un destino,
que cada hombre en su camino
escuche el lenguaje del alma,
nada oculto, toda luz con calma.

Des-unión no es posible ya,
sangre divina mezclada está.
De sus brotes altos, frutos fueron,
de tallos bajos, flores nacieron.

Que agradable es el despertar,
recuerdo de negado descartar
mas, la luz de los días por estar,
ser intensa como al empezar.


Gracias María por tu herencia, por tu voluntad divina, por tu perpetuidad.
Gracias Jesús por tu sangre, por tus mensajes y por el consuelo de muchas gentes.

--------------------------------------------------------

Dulce marea que la mar te lleva, tráiganos belleza sin castigo,
arroje la verdad a las playas que moja.
Deshaga el nudo de la confusión creada
y limpie de suciedad las almas que quieran comprender.
M.M. dona fuerza a estos buscadores que con afán desean realizar su más profundo sueño...



Javier Alfaro Guillén

__________________________________________________________________________

________________________________________________________

 


Lo símple


De lo simple aprendo, de lo múltiple solo me despisto. La no implicación es la clave a un problema incierto, dejar que la mente no se abrume con rebuscados y circulares pensamientos.
Llega el momento, arriba a puerto el barco cargado de felicidad. No por más pedir serán las respuestas de mayor calidad.
¿Qué manantial surge de las entrañas que no sienten? No me importa conocerlo, pues no modela mi ser. Un duro trago que el amargo paladar saborea. Mi alma busca conocer pero sufre por lo conocido. Locura de un loco poeta que rescató al tiempo de su espacio personal.
Mil razones da el olvido.
Mil temores da el recuerdo.
Mil demonios da la mente,
de no agradecer lo vivido.


Javier Alfaro Guillén

 

VOLVER