Carpe diem.


¿Ya conoces el sentido de tu vida?

Desde que el hombre fue hombre, intentó darle sentido a su vida mediante la creación de sociedades, culturas, religiones, monedas de cambio… ¿Pero fue todo esto lo que le dio sentido a su vida?

No. Al contrario, precisamente esas creaciones realizadas por el hombre, fueron la causa de su “extravío”, pues se aferró al poder, al dinero… y se olvidó de cuál era el propósito de su existencia.

Ahora el ser humano vive en el miedo. Sí, paradójicamente tiene miedo de perder aquello que lo ha desviado de su camino, de la mundanidad que lo ha esclavizado y que le impide ver cuál es su destino, el sentido de su vida.

¿Te has preguntado si necesitas todo eso que temes perder?, ¿Sabes qué es lo que realmente necesitas?

La mayoría de las personas no se han dado cuenta pero, en realidad, todo lo que necesitan ya lo tienen: ¡en su interior!

¿Has buscado la respuesta en tu interior? Seguro que alguna vez sí lo has hecho… pero inmediatamente has sentido miedo de hacerle caso. ¿Por qué…?

Otra vez la misma respuesta: ¡el miedo! Sí, miedo a perder lo que te está impidiendo ser tú, a cambiar las normas establecidas por una sociedad hipócrita.

¿De verdad no te gustaría ser tú mismo?
¿Y a qué esperas?, ¿a que te toque la lotería…, a jubilarte…, a tener cáncer u otra enfermedad que ponga una fecha de caducidad a tu vida…?

¿Aún no te has dado cuenta? ¡Tu vida ya tiene fecha de caducidad! Sólo que aún no conoces la fecha.

¿Recuerdas qué era lo que te gustaría hacer y no has hecho…?
Vive tú vida tal como a ti te gustaría vivirla, y no como quieren que la vivas los demás. Respétate y respeta a los demás, pero sobre todo: ¡Sé libre!
¡Encuentra el sentido de tu vida!

¡Carpe diem!

¡Vive el momento!

 

© 2013 - José Luis Giménez

www.jlgimenez.es

 

 

VOLVER