La culpa es de los chentrails

El otro día me encontré con un viejo amigo al que hacía tiempo que no veía. Tras un efusivo saludo, convenimos en sentarnos en una terraza de un bar próximo,  que aún no estaba regentado por chinos, para tomarnos una cerveza mientras nos poníamos al día mutuamente.

Estábamos cómodamente sentados junto a la mesa, cuando mi amigo, mirando y señalando al cielo, exclama:
—¡Mira Jose, mira… los jodidos chentrails ! ¡La culpa de todo la tienen los jodidos chentrails!
—¿Pero qué dices Manolo…?
—Que sí, Jose, que yo lo sé, que lo han dicho en un programa de la radio que trata estos temas… Escucha:
¿Qué ha pasado con la subida escandalosa del I.V.A. al 21%, después de que Rajoy prometiera que no iba a subir los impuestos…? Yo te lo diré: ¡Nada!
¿Qué ha pasado después de que el gobierno de Rajoy recortase los gastos sociales, recortes en sanidad, pensiones, etc.? Yo te lo diré: ¡Nada!
¿Qué ha pasado después de que el gobierno de Rajoy implantase la reforma laboral que ha eliminado todos los derechos de los trabajadores…? Yo te lo diré: ¡Nada!
¿Qué ha pasado después de saberse que el tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, haya sido acusado de evasión de capitales y de encontrársele más de 48 millones de euros en Suiza, además de conocerse varios SMS de Rajoy a Bárcenas, donde le da ánimos para que “resista”? Yo te lo diré: ¡Nada!
¿Qué ha pasado después de que la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde dijese que sobraban ancianos y era un lujo mantenerlos, o como ahora, que los españoles tenían que rebajarse el sueldo un 10%, cuando tenemos uno de los salarios interprofesional más bajo de Europa? Yo te lo diré: ¡Nada!
En fin, Jose… que para no aburrirte con más ejemplos, te digo que todo eso ha sido posible gracias a los chentrails…
—¿Pero en qué te basas para afirmar eso, Manolo…?
—Pues muy sencillo, según dijeron los expertos de ese programa de radio, las fumigaciones que hacen con los chentrails está destinada a idiotizar a la población. Esto lo llevan haciendo desde hace ya varios años, pues el efecto no es instantáneo, pero al cabo de 10 años, ya se puede controlar totalmente a la población, llegándoles a hacer todo tipo de barbaridades sin que nadie o casi nadie proteste por ello. Sencillamente, los vuelven totalmente pasivos e inofensivos. ¿Lo entiendes ahora Jose…?
—Pues ahora que lo dices, Manolo, tiene su lógica… porque, ¿a ver quién entiende que, después de todo lo que nos están haciendo, no haya pasado nada?


Nos acabamos las cervezas y, echándole una mirada de reojo a los chentrails del cielo, nos despedimos hasta la próxima.


Por lo menos ahora ya tengo una explicación para justificar la pasividad de la ciudadanía: ¡La culpa es de los chentrails!

 

© 2013 - José Luis Giménez
www.jlgimenez.es

 

Los chemtrails son un supuesto fenómeno que consiste, según los convencidos de su existencia, en que algunas estelas de condensación dejadas por aviones no son tales, sino que en realidad están compuestas por productos químicos. La existencia de dichos chemtrails no está generalmente aceptada, así como los fines que se perseguirían con los mismos, si bien casi todas las hipótesis de esta teoría de conspiración coinciden en que su objetivo sería causar algún tipo de daño a la población. Se trataría de una práctica conocida por unos pocos, quedando fuera de este término la dispersión de sustancias químicas para fines reconocidos (fumigación, sembrado de nubes, exhibiciones aéreas, etc.) Fuente: Wikipedia.

 

 

 

VOLVER