Crisis de neuronas


Cuando se acercan las fiestas navideñas, suele ser usual escuchar alguna salida de tono por parte de algún representante político, que en la mayoría de la veces, se suele achacar a los excesos etílicos que se han producidos durante dichas fiestas.

Pero cuando dichas salidas de tono se convierten en una especie de plaga o castigo divino, tal como sucedió con las plagas de Egipto, ya sólo nos cabe pensar que algo muy grave les está sucediendo a nuestra clase política o representantes de organismos oficiales.

Y esto es lo que de una forma alarmante ha sucedido en estas fechas navideñas donde, al margen los buenos deseos de “Paz en la Tierra a los hombres de buena voluntad”, parece ser que algunos se han empeñado en provocar todo lo contrario.

Sirva como ejemplo las tres “guindas” del pastel que, en las manifestaciones que han realizado algunos de los personajes políticos más representativos de nuestro país, podemos leer a continuación.

El pasado 11 de diciembre del 2014 el presidente Mariano Rajoy afirmaba: “La crisis ya es historia” y también: “Estas son las Navidades de la recuperación”.

Al parecer, al Sr. Rajoy se le ha olvidado de que en estas “Navidades” aún hay más de 5,5 millones de parados, de los que más de 2 millones no tienen cobertura alguna, es decir, sin subsidio de paro ni ayuda alguna por parte del Gobierno. Pero, tan poco creíble es su discurso, que más del 83,3% de los españoles no se creen sus palabras, tal como se afirma en la cadena de televisión “La Sexta”.

Al presidente del Gobierno, Sr. Rajoy, le sigue su Ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, quien el primer día del año 2015, ha asegurado que en España "se ha perdido el miedo a perder el puesto de trabajo".

Claro, el Sr. Ministro debe estar pensando en las puertas giratorias, en los cargos de “Consejeros de Administración” o “Asesores” a los que después de dejar sus cargos políticos, sus Señorías suelen acceder en las grandes Compañías energéticas o multinacionales, donde les saben agradecer sus servicios prestados durante la legislatura en la que ocuparon sus cargos públicos.

Porque… ¿Quién puede pensar que, el trabajador español, ya no tiene miedo al despido, por el mero hecho de que su partido –el Partido Popular (que ya son ganas de llamarlo Popular)- le ha quitado todos los derechos laborales que tenía y por los que tantas decenas de años había luchado? O que ya no tiene miedo porque, como todos los contratos laborales, gracias otra vez al PP, ya no son fijos, sino que son parciales, a horas, sin indemnizaciones ni derechos de ningún tipo, al trabajador ya le da igual trabajar que estar en paro… a fin de cuentas, igual hasta le sale más barato si se queda en su casa, a fin de colaborar con el Sr. Rajoy en sus afirmaciones de que él cuenta con el apoyo de la mayoría silenciosa… es decir, de la que no se manifiesta.

Y cómo no hay dos sin tres… llega la presidenta del círculo de empresarios Mónica Oriol, quien suelta todo un rosario de despropósitos, como quien reza el rosario, tal como se puede ver en el resumen emitido por la cadena de Tv “La Sexta”: http://www.lasexta.com/videos-online/programas/mas-vale-tarde/videos/teoria-parasitismo-monica-oriol_2014042500199.html

En dicho resumen, y con el título de “La teoría del 'parasitismo' de Mónica de Oriol”, podemos escuchar frases como las siguientes:

“En España aunque no sepas hacer nada hay que pagarte el salario mínimo”.
 “Los despidos tienen que ser aún más baratos”.
“Hay que bajar el salario mínimo”.
“La reforma laboral se ha quedado corta”.
 “Que cuando alguien no acepte cualquier trabajo pierda su derecho al subsidio de desempleo”
“Que cuando a un minero cierre la mina, no se le dé una pensión vitalicia…, es un drenaje al Estao, que está en contra de los estímulos naturales que hace que las personas se pongan a trabajar en vez de a descansar”.
“Los nuevos en la empresa, más que aportar, gastan”.
 “El I.V.A. lo que tiene que hacer es subir más”.


Y así, un sinfín de despropósitos, más dignos de una persona con graves problemas de razonamiento, que de alguien a quien se le supone cierto nivel intelectual.

Y ahora viene mi propósito y deseo para este año 2015, así como mi petición para los Reyes Magos. Y éste es que toda la clase política parásita que vive a costa de los impuestos de todos los españoles, deje de hacerlo de una vez por todas. Que trabajen de verdad, que no se beneficien de las “puertas giratorias”, ni de los enchufes de amiguetes, ni de las indemnizaciones en diferido, es decir, que sean como el resto de los trabajadores españoles, sin más recursos que sus manos y su saber hacer, ya que es lo único que los políticos corruptos y parásitos les han dejado… ¡ah! Sí, y que los Reyes Magos les traigan, además de los correspondientes camiones cargados de carbón, unos cuantos kilos de neuronas, no importa que sean del Mercadona, a ver si así les da por pensar y reflexionar antes de abrir la boca y soltar toda la porquería que sueltan por sus boquitas.


¡Feliz y próspero año 2015!

¿Podemos?

¡PODEMOS!


© 2015 – José Luis Giménez
www.jlgimenez.es

VOLVER