¡ HAGAN JUEGO SEÑORES... HAGAN JUEGO!

 

Hola a todos;


No suelo escribir sobre política, pues es un tema con el que nunca consigues que haya paz, sino enfrentamientos. Pero aún así, quisiera aportar mi humilde opinión al respecto de la " Democracia".

Hoy día, a "casi todos" se nos llena la boca de expresiones como: " Yo soy demócrata", "La Democracia es el mejor sistema de gobierno" " La Democracia es lo menos malo... etc. ".

Pero, ¿nos hemos preguntado cual es el verdadero significado de ser o sentirse demócrata?

La Democracia en sí, es el sistema político por el que se rigen las personas que aceptan la voluntad de la mayoría. Lo que significa que, en el caso de llevarse a cabo lo que desee la mayoría , no tiene porque ser ni lo más justo, ni lo más correcto, ni lo mejor; simplemente, es la opción que "en teoría", satisface a un mayor número de individuos. Pero ahora llega otra duda: ¿ Realmente en la democracia, tal como la conocemos, se llevan a cabo las acciones que desea la mayoría?

La respuesta es obvia, sólo tenemos que repasar los acontecimientos de nuestra sociedad "demócrata", para comprobar como, los deseos de la mayoría, se doblegan al deseo de los poderosos, llamémosles : Entidades bancarias o financieras, Compañías de Seguros, grandes multinacionales, grandes organizaciones religiosas, etc. Donde los presidentes de turno, de los países más influyentes o avanzados tecnológicamente, que no espiritual o moralmente, son unos simples títeres de quien verdaderamente ostenta el poder.

Cómo conseguir la "mayoría" es muy simple: manipulaciones, adulteraciones, compra de votos, connivencias, etc. El proceso requiere en muchos casos de una especie de "ingeniería psicológica" que, llevada a cabo sutilmente, llega a convencer a "las masas" de la necesidad de elegir a uno u otro candidato, cuando en realidad, de lo que se trata, es de que "todos" entren en el juego, y sea a quien sea, no importa a quien, "VOTEN". La situación es similar al juego de la ruleta " ¡Hagan juego señores...hagan juego...! No importa al número que juegues, lo importante es que "estés en el juego". Ese es el verdadero truco de la "Democracia". Después no importa si sale el rojo, el negro.... o el 0, el ganador de la tirada, se llevará su premio, pero quien realmente ganará siempre es el banquero. Esa es la cruda y única realidad.

Las excusas del estilo: " Es que es mejor una democracia que una dictadura"," Es preferible ser gobernado por 40 ladrones, y poder patalear, a serlo por uno solo, que no te da el derecho al pataleo" etc. etc.

Pues no, mire Vd.. ( frase que me recuerda a alguien, de cuyo nombre no quiero acordarme). El engaño, el robo, la manipulación, la connivencia, etc. Venga de donde venga, sea de uno o sea de cientos, siempre será inadmisible y no "Un mal menor", como argumentan los "Croupiers" que gritan: ¡ Hagan juego señores... hagan juego!

Y ahora me dirá Vd.. ¿ y cuál es la solución? Pues mire Vd.. ( otra vez la frasecita ), la solución no la conozco, puesto que no pasa por ser una decisión que solamente me ataña a mí, sino que pasa por una evolución moral o espiritual de todos los seres humanos donde, compartir todos los recursos existentes, sea una prioridad absoluta, frente a la comodidad personal del individuo. Donde las acciones a llevar a cabo, no sean las que beneficien a una "determinada mayoría", sino que sea la justa y donde se contemplen todos los derechos inherentes a un ser humano.

Quizá la Democracia estuvo mejor que otros sistemas anteriores. Pero está claro que la Humanidad no puede ser gobernada a través de un capricho único y personal de nadie. Hace tiempo que no tiene ningún sentido ser gobernado por un monarca o por un dictador, por poner solo algún ejemplo, pero tampoco bajo la pretendida libertad que se le supone a la democracia, ya que la libertad e individualidad del Ser Humano, no puede someterse a los intereses partidistas ( aún cuando se refiera a la pretendida mayoría) y menos aún, al capricho de "trasnochados llaneros solitarios". No es tarea fácil, lo sé.

Posiblemente sea necesaria una limpieza a fondo de todos los cajones, quitar el polvo hasta de detrás de los muebles, donde no suele hacerse, porque allí nadie mira, y tirar a la hoguera del olvido, todo lo que ya no tiene utilidad. No es tarea fácil, pero sólo hay una manera de llegar a la meta y es, empezar dando el primer paso. El primer paso es ser consciente de que el sistema democrático ya no es válido. ¿Cuantos de nosotros decimos: "Yo no creo en los políticos, no votaría a nadie, porque ningún partido me convence pero, como no quiero que salgan estos, voy a votar a los contrarios" Y lo hacemos, sabiendo que no es la mejor opción?. Pues, si tenemos que votar a alguien, porque es "lo menos malo", quiere decir, que el sistema no sirve, no es lo mejor, por tanto, hay que buscar un mejor sistema, donde no sea la "mayoría" la que decida, sino el "sentido común", ese que suele ser el menos común de los sentidos. No es tarea fácil, lo sé.

José Luis Giménez
www.extrasensorial.com
www.extrasensorial.tk
informacion@extrasensorial.com