¿Necesitas una pastilla para el estrés, la ansiedad o la depresión…?


A veces la mente nos mantiene confundidos, al presentarnos varios proyectos u obligaciones a la vez. Esto hace que surja la ansiedad y otros trastornos que acaban pasándonos factura. No hay nada más importante e imperioso que tu propia salud y bienestar. Deja para otro momento más idóneo todo aquello que te cause ansiedad o que altere tu estado de ánimo de manera perjudicial. Si te falta la salud, no podrás hacer nada, por muchos medios que tengas a tu alcance.

Si los amigos de los que esperabas una actitud más solidaria y afable contigo, te han fallado; no te desanimes ni caigas en la depresión, más al contrario, alégrate de que se les ha caído la máscara con la que interpretaban su personaje, y ahora sabes realmente quién es quién.

Si el trabajo se ha vuelto insostenible debido a las presiones recibidas a diario, no dejes que dichas presiones alteren tu ritmo de vida. Cuando no te necesiten como ahora, explotándote y minando tu salud, te despedirán sin más (recuerda que gracias al gobierno actual del PP, ahora el despido es muy fácil y barato).

Si tu pareja o la persona a la que amas no te corresponde, pide un “tiempo muerto” y aclara la situación a través del dialogo y encontrando una solución beneficiosa para ambos.

Si los acontecimientos políticos actuales te sacan de quicio, te alteran y provocan la ira; recuerda que los políticos nunca han dicho la verdad, así pues, no te debería venir de nuevas. El político miente por naturaleza.  El único idioma que entienden es el de las urnas, cuando ven que su fracaso les lleva a perder su escaño y sus privilegios. No te fíes nunca del político que ayer decía que todo era blanco y hoy dice que todo es negro. Pero tampoco te fíes plenamente de ningún político, todos mienten o manipulan la verdad con tal de conseguir su escaño y los privilegios consecuentes.

Si además de todas las situaciones anteriormente descritas, no tienes el suficiente dinero para llegar a final de mes, o ni siquiera tienes ese trabajo ocasional, de tres horas al mes, que tanto alardea el gobierno del PP, y que no te llega ni para pagar la tarjeta multi-viajes del metro para poder ir a trabajar, o lo que es peor, ni siquiera tienes una mínima ayuda social, porque no tienes familiares a tu cargo… entonces, lo tienes muy mal… sí, reconozco que aquí ya no sé qué aconsejarte, porque con la nueva “Ley mordaza” del PP, ni siquiera te puedo decir lo que deberías hacer con dichos políticos. Así que sólo me cabe decirte una frase que aunque cierta, no deja de tener su contrapunto, y es que: “No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita”. Lo malo de esto es que, como mínimo, se necesita lo primordial para vivir, y ni siquiera eso están dispuestos a permitir esta clase de políticos.

Y ya para acabar, también podrías mandarlos a todos a la mierda… lo malo es que creo que en dicho lugar ya no cabe nadie más, está lleno a rebosar.

Como me dijo alguien hace muy poco: “Voy a ir a poner unas velas a San Judas Tadeo, patrón de los imposibles, para que no vuelvan a salir elegidos éstos del PP”.

“Difícil me lo vendéis Sancho…”

 

© 2015 José Luis Giménez
www.jlgimenez.es

VOLVER