El Premio Nobel de Literatura

Bob Dylan

 

El Premio Nobel no es un concurso. Nadie compite por dicho premio, sino que, una serie de banqueros y personajes influyentes, que conforman el Cómite Nobel Noruego, deciden cómo llamar la atención del público, otorgando un premio o reconocimiento que, en la mayoría de los casos, no lo es. Podríamos recordar varios de dichos “premios Nobel”, como los otorgados por la paz, a personajes tan polémicos como: Henry A. Kissinger; Jimmy Carter; Al Gore; Barack Obama; y así un largo etcétera. Casi siempre otorgado a políticos, presidentes de gobiernos o personajes con gran relevancia en la política por el poder que ostentan y que, precisamente, no siempre es usado para conseguir la paz.

Con otros premios Nobel, también sucede otro tanto. Y así podríamos llenar páginas enteras de nombres que no parecen ser los que hayan hecho más méritos para obtener dicho galardón. Pero el público se olvida de que dicho galardón, no es un reconocimiento universal, aunque en la práctica se haya convertido en eso.

Cuando se le otorga dicho premio Nobel al candidato elegido por el Comité Nobel Noruego, no se le concede porque sea el mejor en su especialidad o haya demostrado poseer más méritos que otros. Se le concede porque es un acto político con intereses políticos.

Algo parecido sucede con otros premios literarios, donde el galardón ya está concedido de antemano. Y no porque se trate de una obra magistral, no. Sino porque se trata del negocio de una gran editorial de las mayores del Planeta, donde todo se basa en una gran campaña de marketing, en la que es posible hacer pasar a un bufón por un literato.

Y esto explicaría el por qué, a determinados premios Nobel, el público siente un cierto rechazo. Como ha sucedido con el recién anunciado premio Nobel de literatura al cantautor Bob Dylan. Claro que visto muchos de los premios Nobel anteriores de literatura, me quedo con Dylan que, aunque no se entienda la letra, por lo menos podemos tatarear la música.

 

José Luis Giménez
www.jlgimenez.es

 

 

VOLVER