LAS CRUCES

Un Simbolismo Universal
por: M. Hipócrates

 

Desde los tiempos más antiguos, las diferentes civilizaciones emplearon la Cruz como símbolo religioso. Junto a la figura del círculo, la Cruz es uno de los emblemas esotéricos universales.

La Cruz de brazos iguales, por ejemplo, era el símbolo del Dios ANU de los Caldeo-babilónicos. El cetro del Dios griego APOLO y el martillo de THOR, el Dios escandinavo también tenían la forma de cruz.

La Cruz ha tenido un significado religioso importante a través de pueblos tan disímiles y lejanos entre sí como los fenicios, los persas, los etruscos, los romanos, los celtas, los mexicanos, los peruanos y los pueblos de América Central. En un sentido netamente místico podemos afirmar que la Cruz tuvo y tiene una característica muy especial, haber sido utilizada como señal de reconocimiento para los Iniciados.

El punto de intersección de las líneas vertical y horizontal es la zona de tensión entre el carácter espiritual y el carácter material. Simboliza además a los cuatro elementos (Tierra, Agua, Aire y Fuego) y los cuatro reinos (Mineral, Vegetal, Animal y Ser Humano).

La Cruz Egipcia o ANKH, consiste en una cruz TAU coronada por un círculo. Esta cruz se encuentra frecuentemente en los monumentos y en las representaciones de la Diosa Sekhet y se la considera la "Clave de la Vida" y el signo por excelencia de la inmortalidad. En esta Cruz, el pequeño círculo superior es el símbolo de la Conciencia o el Espíritu que se encuentran por encima del hombre carnal, el cual se halla en contacto con una Conciencia Superior. La parte Inferior al círculo tiene la forma de la letra T mayúscula, representa el deseo de regresar en forma definitiva al seno del Padre Espiritual.
La línea horizontal representa las aguas de la emotividad (principio femenino) sobre las que reposa el Espíritu del hombre (simbolizado en el pequeño círculo). La línea vertical (principio creador masculino) es el signo de la profunda fertilidad de la tierra en la que el espíritu deberá penetrar.

La Cruz Céltica y la Cruz del Temple son de origen muy antiguo, los druidas tenían un respeto especial a la Cruz Céltica era un símbolo de enorme importancia y variedad de significados. Los cuatro círculos que la componen representan el Espíritu Divino, las Migraciones de las Almas, la Dimensión de la Nada y el Centro del Conocimiento y la Luz Eterna. De la tradición celta proviene la Cruz del Temple o Cruz de los Templarios. La componen cuatro flechas unidas en un centro, son las flechas que los sacerdotes druidas empleaban para representar el rayo.

La Cruz Cristiana es el símbolo del Señor Jesús el Cristo, el hijo de Dios, considerado por el esoterismo cristiano "Sol Invictus", por lo que la cruz cristiana contiene seis rayos solares.

A través de la muerte por crucifixión, el Maestro Jesús asume toda la tradición de la Antigüedad, haciendo realidad los tres principios sagrados de la Transformación, la Transmutación y la Resurrección. La Cruz Cristiana es el símbolo de la superioridad del espíritu Divino y la trascendencia del Ser más allá de las fronteras de la carne.

La Cruz Svástica es misteriosa y de simbolismo antiguo, es uno de los símbolos hallados en Oriente y en Occidente. Recibe el nombre de Cruz Gamada o Gamadión por el hecho de estar constituida por cuatro letras gamma unidas en ángulo recto. Otros nombres que recibe es Cruz Ignea, Jaina, Hermética o martillo de Thor. El término Svástica proviene de la India. En sánscrito, svasti significa salve, salud, gloria.

Cuando los brazos se orientan hacia la derecha se trata de la representación de la magia blanca, el poder de la energía de la creación, el Sol de la Vida y la forma masculina. Por el contrario cuando el giro de los brazos es hacia la izquierda es señal de mal agüero, de la magia negra y el poder destructor.

Es la Cruz considerada por el esoterismo como la representación del continuo movimiento del Cosmos, simbolizando el Fuego divino, la fuerza de la Creación y la clave para el ciclo de la ciencia. Los esoteristas estamos convencidos que sin el auxilio de la simbología de la Cruz no sería posible interpretar las Sagradas Escrituras.

Los hierofantes (Sacerdotes Iniciadores) son los poseedores de las Siete Llaves de todos los Misterios. La Pistis Sophia nos afirma que cada religión es una parte de los Misterios primitivos, todas las religiones son perlas engarzadas en el hilo de Oro de la Divinidad.

La Cruz es un Símbolo mucho más antiguo de lo que se piensa, fue encontrado bajo las ruinas de la antigua Troya, también se encontró como la forma de "Svástica" que fue adoptada por los primeros Cristianos, es conocido como el Martillo de THOR, la cruz en movimiento, símbolo del Movimiento Continuo.

La Cruz es un verdadero enigma para aquellas personas que no conocen los Misterios de la Iniciación. Era una ceremonia de consagración para el Iniciado, en el que una persona a través de un proceso de purificación, es necesario Morir en sí mismo, vencer sus pasiones, defectos y toda la gama de manifestaciones negativas que en nuestro interior cargamos.

En el antiguo Egipto se practicaba, en la Orden Hermética del Escarabajo, un ritual en el que el Iniciado estaba atado a una madera en forma de T, la Cruz TAU, que simboliza la Resurrección del Iniciado. Esto demuestra la íntima relación entre la Cruz y la Iniciación de una persona, por dicho motivo la Cruz más allá de ser un talismán poderoso de cristiandad, es un símbolo de Vida propia grabada en Fuego Vivo en la Fragua de Vulcano.