Silenciar sonido de fondo / Reproducir sonido de fondo 

EL ENIGMA DE LA CAPILLA ROSSLYN

por José Luis Giménez

La Capilla de Rosslyn

A escasos 15 km de Edimburgo, la capital de Escocia, se encuentra ubicada la  Capilla Rosslyn   (Rosslyn Chapel), uno de los lugares más  enigmáticos  de Escocia, y desde hace varios años también uno de los más visitados, catapultado a la fama gracias a la película  El Código da Vinci.

Repasando la Historia

La  capilla Rosslyn   (Rosslyn Chapel) , originalmente capilla de San Mateo, es un templo de mediados del siglo XV situado en el pueblo de Rosslyn, Midlothian, Escocia. La capilla fue fundada por William Sinclair, primer conde de Caithness y tercer príncipe de Orkney, quien mandó  construir la capilla en 1446 como un espacio sagrado  para su familia, el clan de nobles escoceses Sinclair, una familia descendiente de caballeros normandos.

Sin embargo,  debido a la complejidad de la decoración , las obras se desarrollaron a lo largo de 40 años, y lo que debía ser una colegiata terminó siendo una pequeña capilla, ya que Sinclair murió en 1484 sin llegar a ver culminado su proyecto.

Tras la Reforma Escocesa en 1560, el culto católico en la capilla llegó a su fin, aunque los Sinclair continuaron siendo católicos hasta el siglo XVIII. A partir de ese momento la capilla se cerró al culto público hasta 1861, año en que fue retomada de nuevo como lugar de culto, pero ahora de acuerdo con los ritos de la Iglesia Episcopal Escocesa.

En los últimos años, la capilla Rosslyn, ha sido relacionada con la masonería, los Caballeros templarios y el Santo Grial, ya que no en vano, las figuras y esculturas existentes en dicho templo así lo sugieren, si bien fue a partir de haberse rodado en ella parte de la película de El Código Da Vinci que ganó fama mundial, convirtiéndose en un lugar de culto y de visita inexcusable para los turistas y las personas interesadas en el tema.

Capilla Rosslyn. Fachada principal (Este). Fotografía de José Luis Giménez

Descripción

La construcción de la capilla comenzó el 20 de septiembre de 1456, si bien a menudo, se alude al año de 1446, fecha en que se llevó a cabo la carta fundacional de Roma para construir la capilla colegial. ?

Proyectada inicialmente como colegiata (capilla colegiata de  San Mateo ), Rosslyn, quedó reducida a una pequeña capilla dada la complejidad de su decoración. Fueron necesarios cuarenta años para construir lo que aún hoy puede contemplarse. Escenas bíblicas como la expulsión del Jardín del Edén, el Ángel caído o la Crucifixión, se entremezclan con esculturas paganas, relacionadas con tradiciones templarias y masónicas como el mítico  "Pilar del Aprendiz" , uno de los tres pilares que separan el coro del ala central de la capilla, o especialmente el " Green Man " , un extraño rostro humano rodeado de vegetación que puede verse repartido por toda la capilla en más de cien imágenes talladas en la piedra; una imagen o simbología representada en distintas culturas, donde simboliza a la  naturaleza  y sus ciclos, la fertilidad y el renacimiento. Un símbolo muy común en la Edad Media.

Green Man

En la puerta de la entrada principal  de la Capilla se pueden observar dos gárgolas de piedra que aparecen sacando la lengua, una imagen que nos avisa de lo que se va a encontrar en su interior, pues hallaremos cientos de imágenes y esculturas de rostros grotescos, con diferentes muecas, ubicados en casi todos los rincones de la Capilla, que parecieran querer revelar algún secreto.

 

Gárgolas en la entrada de la fachada de Poniente. Fotografía de José Luis Giménez

 

Arquitectura

La Capilla se sostiene sobre catorce pilares que forman una arcada de doce arcos puntiagudos sobre tres lados de la nave. Los tres pilares del extremo este de la capilla son llamados, de norte a sur, el Pilar Maestro, el Pilar Oficial, y el más famoso, el Pilar del Aprendiz. En el extremo oeste, otros tres pilares dividen la nave y la capilla de la  Virgen .

 

Nave central y altar Mayor, Capilla Rosslyn. Fotografía de José Luis Giménez

 

Pilar del Aprendiz

 

El pilar del aprendiz. Fotografía de José Luis Giménez

 

El pilar es muy fácil de identificar, pues se trata de una columna que parece retorcerse sobre sí misma, a cuyos pies aparecen las figuras de varios dragones nórdicos o serpientes entrelazadas. Se cree que el pilar representaría el  árbol de la vida  en la mitología nórdica, con los dragones o serpientes devorando las raíces del árbol.

El P ilar de Aprendiz  debe su nombre a una leyenda que implica al maestro albañil responsable de la cantería en la capilla y a su joven aprendiz. Según la leyenda, el maestro albañil fue a Roma en busca de un pilar que le inspirase, ya que no se atrevía a realizar el trabajo sin haber visto la columna original. Así que emprendió un largo viaje con esa finalidad. El aprendiz del albañil tuvo un sueño donde vio el pilar terminado, lo dibujó y comenzó a realizar el trabajo. El albañil, al volver de Roma, vio la columna terminada, preguntó quién lo había tallado y le respondieron que había sido su aprendiz. Preso de la ira y la envidia, le asestó un fuerte golpe con la maza en la cabeza, matándolo en el acto.

El maestro fue ahorcado por tan cruel acción y la capilla tuvo que ser consagrada de nuevo.

Un tiempo más tarde, los rostros del maestro y del aprendiz se tallaron en una esquina de la capilla, de tal modo que,  el maestro, está obligado a ver el Pilar del aprendiz noche y día, y así para toda la Eternidad.

 

¿Mazorcas en la capilla Rosslyn?

 

Grabados en un arco de la Capilla Rosslyn, con aspecto de mazorca (maíz).

 

Enrique I de Sinclair, conde de Orcadas y barón feudal de  Rosslyn  ( 1345 – 1400) fue un  noble escocés, más conocido hoy día debido a una leyenda moderna que afirma que participó en las exploraciones de Groenlandia y América del Norte casi 100 años antes de Cristóbal Colón, que sería la clave para justificar la existencia de los supuestos grabados de mazorcas en la Capilla Rosslyn. Pues bien, Enrique I de Sinclair, era el abuelo de  William Sinclair, Ier Conde de Caithness, el constructor de la capilla Rosslyn. Y es precisamente por la leyenda existente sobre los viajes de su abuelo que, varios autores, entre los que destacan Robert Lomas y Christopher Knight ,  creen que algunos grabados en la capilla representan a los choclos o maíz  de las Américas. El maíz era desconocido en Europa durante todo el tiempo que duró la construcción de la capilla y no se cultivó en el continente hasta siglos después. Estos autores creen ver en dichos grabados una evidencia que apoyaría la idea de que Enrique Sinclair viajó al Nuevo Mundo mucho antes que Colón. Sin embargo, los investigadores y estudiosos académicos, sólo ven en dichas tallas la representación de espigas de trigo estilizadas, de lirios o incluso de alguna otra planta conocida en ese tiempo.

Los Caballeros templarios y la capilla de Rosslyn

A pesar de la gran cantidad de simbología esotérica y masónica existente en la Capilla, la información actual al respecto es escasa o nula. El desconocimiento de su verdadero significado, así como la parte esotérica u oculta de la Orden del Temple, ha propiciado que surjan centenares de especulaciones e interpretaciones que poco o nada tienen que ver con la realidad.

Al respecto hay que recordar que, la Orden del Temple, fue disuelta por el Papa Clemente V el 18 de marzo de 1312 mediante la bula " Vox in excelsor ", lo que unido a la anterior orden de captura dictada por el rey francés Felipe IV el hermoso el 13 de octubre de 1307, hizo que aquellos Caballeros Templarios que no fueron capturados por las tropas del rey francés, tuviesen que huir del continente europeo, por lo que una buena parte de Caballeros fueron hasta las islas Británicas, donde se unieron al rey Bruce de Escocia en su guerra contra los ingleses. Entre esos Caballeros templarios se encontraba el clan Saint-Clair (Sinclair), quienes el 24 de junio de 1314 ayudarían al rey Bruce en la batalla de Bannock-Burn. Casi siglo y medio después, su descendiente William Sinclair, sería quien construiría la Capilla de Rosslyn en 1456.

Y es aquí donde surge la leyenda de que los descendientes de los Caballeros templarios construyeron la capilla para  esconder su tesoro en una cripta sellada que jamás ha vuelto a abrirse, y sería precisamente en la compleja ornamentación del templo donde estarían las claves para acceder al tesoro.

 

La Capilla Rosslyn (fachada Norte). Fotografía de José Luis Giménez

 

La Cripta y el Código Da Vinci

A pesar de las evidentes señales y muestras enigmáticas existentes en la Capilla Rosslyn, lo cierto es que hasta la aparición del libro " El Codigo Da Vinci " en el 2003, uno de los mayores éxitos en ventas de todos los tiempos, y posteriormente con la adaptación al cine de la novela realizada por Ron Howard en el 2006 , la Capilla Rosslyn, apenas había sido un lugar turístico más de Escocia. Pero fue a partir de entonces que el turismo acudió en masa a visitar el lugar que aparecía en la película, y ello propició que se pudiera reunir el suficiente dinero necesario para restaurar por completo la Capilla.

A través de unas escaleras existentes junto al Pilar del Aprendiz, se accede a  una pequeña cripta  que, según las teorías, esconde la cámara oculta de los templarios.

Sea como fuere, en el dintel de las escaleras, aún se puede apreciar un pequeño círculo blanco que nada tiene que ver con las supuestas pistas mostradas en el filme, sino que se trataría de la marca que ha dejado huella durante el rodaje de  la película.

Como se recordará en dicha película, los protagonistas, Tom Hanks y Audrey Tatou, aparecen en la cripta de la Capilla donde deberían encontrar las pistas que les llevaría hasta María Magdalena. Pues bien, esta escena y la fama y popularidad del libro y de la película, hicieron que las visitas a la Capilla de Rosslyn se disparasen, convirtiéndola desde entonces en un lugar de visita obligada.

 

Escaleras a la cripta de la Capilla Rosslyn. Fotografía de José Luis Giménez

 

Representaciones esotéricas

Una de las escenas representadas en la Capilla Rosslyn relacionada con temas esotéricos es la Danza de la Muerte. En la época de la construcción de la Capilla, la muerte era un tema frecuente en las representaciones que se tallaban en la piedra, abarcando las diferentes situaciones de la vida cotidiana. Dentro de la nave central y en uno de los arcos, se pueden encontrar talladas distintas escenas protagonizadas por  esqueletos, los cuales aparecen  realizando diversas tareas cotidianas, simbolizando con ello el triunfo de la muerte sobre la vida en todas sus facetas.

 

Grabado en piedra representando a la muerte, tocada con una corona real y con el texto: " Omnium mors aequa " (La muerte del justo). Fotografía de José Luis Giménez

Simbologías religiosas enigmáticas

En uno de los frisos de la Capilla aparecen representados los siete pecados capitales, y en otro, la representación de las virtudes. Sin embargo, resulta curioso observar cómo existe un "error" en la distribución de ambas representaciones pues, la virtud de la Caridad, se encuentra ubicada entre los siete pecados capitales y, en cambio, el pecado de la Avaricia, se encuentra entre la representación de las virtudes. ¿Se tratará de alguna pista esotérica o simplemente se debe a un error del escultor?

La Capilla Rosslyn. Fachada de Poniente. Fotografía de José Luis Giménez

Otra curiosidad es la que nos ofrece la gran cantidad de ángeles mensajeros que aparecen por toda la capilla, a la vez que se muestran diversas escenas bíblicas , como la expulsión de Adán y Eva del Paraíso, el Ángel caído, la Crucifixión o San Pedro sosteniendo las llaves del Cielo, por poner sólo algunos ejemplos. Así como el techo de la capilla, adornado de flores y estrellas, mostrando una imagen idealizada del cosmos.

 

El impresionante techo de la Capilla Rosslyn. Fotografía de José Luis Giménez

Decenas de ángeles adornan los muros de la Capilla y, sobre todo, durante el recorrido hacia la cripta. Fotografía de José Luis Giménez

Pero por si todo lo anterior fuera poco, también encontraremos varias escenas relacionadas con la  masonería,  lo que nos llevaría a contemplar todo lo comentado anteriormente con los Maestros Masones y los Caballeros Templarios.

 

Masones, Templarios y el Santo Grial

Como ya se ha comentado, las innumerables simbologías existentes en la Capilla Rosslyn, están ligadas directamente con los Caballeros Templarios y la masonería. Y es que mientras algunas teorías afirman que en este lugar existe una especie de cripta sellada donde se custodiaría el  Santo Grial , tal como se indica en la novela de Dan Brown, lo cierto es que algunos testimonios históricos sí que cuentan cómo a comienzos del siglo XIV (1312), con el desmantelamiento de la Orden del Temple, cientos de Caballeros Templarios se refugiaron en Escocia, donde no eran considerados proscritos.

En todo caso, sí es cierto que la capilla incluye algunos elementos ligados tradicionalmente a la   simbología masónica, ya que la masonería habría podido servir como via de escape a los Caballeros Templarios huidos de Francia.  Entre algunas de dichas simbologías masónicas y templarias cabe destacar la estrella de cinco puntas, la paloma que lleva una rama de olivo, la piña o la cruz templaria, así como un grupo de bloques de piedras labradas y talladas en diferentes fases de construcción, indicando la evolución de la obra por el Maestro masón.

 

Estrella de 5 puntas o pentáculo en las columnas exteriores de la Capilla

Esculturas de león en las diferentes fases de su creación o evolución (masonería). Fotografías de José Luis Giménez

 

Nuevos descubrimientos

A pesar de las innumerables visitas de investigadores expertos y aficionados al tema de los Caballeros templarios y la figura de María Magdalena, resulta sorprendente que hasta mi visita del 25 de enero 2019 (José Luis Giménez), nadie se hubiese percatado de una estatua de María Magdalena ubicada en la tumba del Conde de Sinclair, que representa el momento en que María Magdalena lleva consigo el tarro de óleos con el que debería ungir el cuerpo de Jesús en su tumba, además de señalar con la mano izquierda su vientre, en ademán de estar embarazada, tal como es representada en la mayoría de esculturas donde se le puede apreciar la preñez. Una señal o guiño que, el Clan Sinclair, quiso dejar a la vista de todos, o como ya dijese en otras ocasiones: "Si deseas guardar un secreto, déjalo a la vista de todos".

María Magdalena en la tumba del Clan Sinclair. Fotografía de José Luis Giménez

 

Otras curiosidades

Si algo resulta altamente extraño, es que en una iglesia católica no exista ningún crucifijo ni imagen de Jesucristo en el Altar Mayor.

Pues eso es precisamente lo que sucede en la Capilla Rosslyn. La única imagen que preside el altar Mayor es la de una Madona con el niño en brazos. Una imagen frecuentemente utilizada por los Caballeros Templarios para hacer referencia a la Diosa Madre, la Diosa Creadora de Vida, la Diosa Isis… Nuestra Señora… y, en su representación… ¡María Magdalena!

Sí ya sé, pensará el lector que estoy exagerando… pero bueno, ahí están las imágenes y que cada cual extraiga sus conclusiones.

La escultura de "Nuestra Señora" con el niño en Brazos, única imagen presidiendo el altar Mayor. Fotografía de José Luis Giménez

Una visita imprescindible

En la actualidad, y gracias a la gran asistencia de público que ha favorecido la película de " El Código Da Vinci ", en la Capilla de Rosslyn, se ha incluido un pequeño museo o exposición donde se muestra la historia de su construcción, la arquitectura y aquellas informaciones que sean leyendas o no, están muy relacionadas con el lugar.

A pesar de que no se permite hacer fotografías del interior de la Capilla al público (tuve la suerte de que me permitieron hacerlas para mostrarlas en mis reportajes), la visita a la Capilla Rosslyn sigue siendo una visita obligada en Escocia, tanto por su peculiar belleza, como por toda la información que el iniciado va a poder observar.

 

© José Luis Giménez

www.jlgimenez.es

jlgimenez@jlgimenez.es