EL TRIUNFO
DE
MARÍA MAGDALENA


Jaque mate a la Inquisición


de

José Luís Giménez Rodríguez


ÍNDICE


AGRADECIMIENTOS:………………………………………………………………………

PRÓLOGO DE JULIA CALZADILLA:………………………………………………………

PREFACIO:……………………………………………………………………………………


PRIMERA PARTE

INTRODUCCIÓN:…………………………………………………………………………….
La leyenda del ajedrez:………………………………………………………………………
El simbolismo esotérico en el ajedrez:……………………………………………………..

LA CONFIGURACIÓN:………………………………………………………………………
Distribución del tablero:………………………………………………………………………
Elección de las piezas:……………………………………………………………………….

LA APERTURA:……………………………………………………………………………….
Los primeros siglos de la cristiandad:………………………………………………………

PRIMERA JUGADA:………………………………………………………………………….
María Magdalena en las Galias:…………………………………………………………….
Arribada de María Magdalena a les Stes. Maries de la Mer:…………………………….

SEGUNDA JUGADA:…………………………………………………………………………
Organización de las diócesis VS seguidores de María Magdalena en las Galias:…….
María Magdalena y Saint Maximin:………………………………………………………….
Muerte de María Magdalena:………………………………………………………………..

TERCERA JUGADA:…………………………………………………………………………
Las primeras herejías y los enfrentamientos entre cristianos:…………………………..

CUARTA JUGADA:…………………………………………………………………………..
De la invasión de las Galias por Julio Cesar al Edicto de Milán:………………………..
Edicto contra los maniqueos y persecución de los cristianos:…………………………..
Edicto de Milán:……………………………………………………………………………….

QUINTA JUGADA:……………………………………………………………………………
Legalización del cristianismo:……………………………………………………………….
El Concilio de Nicea:…………………………………………………………………………
Evangelios canónicos y evangelios apócrifos:…………………………………………….
Consecuencias del Concilio de Nicea:……………………………………………………..

SEXTA JUGADA:……………………………………………………………………………..
Herejías y cismas / Invasiones de los pueblos bárbaros /
Infamia a María Magdalena:…………………………………………………………………
Prisciliano, el obispo hereje:…………………………………………………………………
Invasiones de los pueblos germánicos - Alarico saquea Roma:………………………..
El Concilio de Éfeso y las doctrinas heréticas /
Nestorianismo, pelagianismo y monofisismo:…………………………………………….
El fin del Imperio Romano de Occidente y la nueva dinastía merovingia /
De las invasiones bárbaras a la invasión musulmana:……………………………………
María Magdalena ¿La prostituta arrepentida del evangelio?:……………………………
Las doctrinas heréticas en la Alta Edad Media /
Del monotelismo e iconoclastas al cisma de Focio:……………………………………….

SÉPTIMA JUGADA:………………………………………………………………………….
Primera Cruzada:……………………………………………………………………………..
Órdenes mendicantes / La Orden de Cluny:………………………………………………..
Del Cisma de Oriente al Concilio de Clermont:…………………………………………….

OCTAVA JUGADA:……………………………………………………………………………
El Cister y la Orden del Temple:……………………………………………………………..
El Cister / San Bernardo de Claraval:……………………………………………………….
La fundación de la Orden del Temple /
San Bernardo de Claraval y la Orden de los Caballeros Templarios:……………………
La Orden del Temple y el culto a las vírgenes negras:……………………………………

NOVENA JUGADA:…………………………………………………………………………...
La cruzada contra los herejes:……………………………………………………………….
La herejía cátara:………………………………………………………………………………
La cruzada contra los cátaros o albigenses:……………………………………………….

DÉCIMA JUGADA:……………………………………………………………………………
Los cruzados atacan:…………………………………………………………………………
El ataque a Béziers:………………………………………………………………………….
Béziers, a través del tiempo /
Masacre en la catedral de Saint Nazaire e iglesia de Ste. Marie Madeleine:………….
Más allá de las crónicas oficiales:…………………………………………………………..
El ataque a Carcassonne:……………………………………………………………………

UNDÉCIMA JUGADA:…………………………………………………………………….....
Los últimos bastiones cátaros:....................................................................................................
Minerve:...................................................................................................................................
De Termenès a Lavaur:............................................................................................................
La batalla de Muret:...............................................................................................................
Toulouse: muerte de Simón de Montfort:..................................................................................

DUODÉCIMA JUGADA:………………………………………………………………….....
La Inquisición y los últimos cátaros:………………………………………………………..
La Santa Inquisición:………………………………………………………………………….
Montségur - Quéribus:……………………………………………………………………….
La leyenda del Santo Grial en Montségur:…………………………………………………

DECIMOTERCERA JUGADA:………………………………………………………………
El final de la Orden del Temple / La Inquisición y la tortura:………………………….....
Disolución de la Orden del Temple /
Jugada 13, viernes 13, carta tarot nº 13, año 1307 (13+07) /
Judas: Espíritu decimotercero:………………………………………………………………
Los instrumentos de tortura de la Inquisición:……………………………………………..
La interrogación a un hereje / Guillaume Bélibaste:………………………………………

DECIMOCUARTA JUGADA:………………………………………………………………..
El Gran Cisma de Avignon:………………………………………………………………….
El Cisma de Occidente / Destierro de los papas en Avignon:……………………………

DECIMOQUINTA JUGADA:………………………………………………………………….
Inquisición: Intolerancia y violencia:…………………………………………………………
La intolerancia y violencia de la Inquisición /
Del protestantismo al final de la Inquisición:……………………………………………….

SEGUNDA PARTE


COMPONIENDO EL PUZZLE:………………………………………………………………

TRAS LAS HUELLAS DE MARÍA MAGDALENA:…………………………………………

RENNES LE CHÂTEAU
Fuente de historias fantásticas / La maqueta topográfica de Saunière:…………………

LA LEYENDA PROVENZAL EN LAS IGLESIAS CATALANAS
Iglesia de Sant Vicenç de Rus:……………………………………………………………...
Iglesia de Sant Llorenç:………………………………………………………………………
Catedral de Tarragona:………………………………………………………………………

ATANDO CABOS:……………………………………………………………………………
¿Dónde descansan los restos de María Magdalena?:……………………………………

EL PUZZLE FINAL:…………………………………………………………………………..

ACLARACIÓN:………………………………………………………………………………..

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:……………………………………………………………


EXTRACTO DEL CAPITULO:

ARRIBADA DE MARÍA MAGDALENA A LES STES. MARIES DE LA MER

... Esther se negó rotundamente a aceptar lo que María le ofrecía, puesto que sabía que era todo lo que le quedaba de valor, y ahora, necesitaría de toda la ayuda posible, puesto que no había venido acompañada de esposo ni de hombre alguno, por lo que le exhortó a que utilizase convenientemente lo poco que le quedaba, para poder criar a sus hijas de forma adecuada.

- Mi querida Esther - dijo María Magdalena, con tono aterciopelado - Dios sabrá recompensarte por todo lo que has hecho por nosotras, pero yo necesito demostrarte mi agradecimiento de alguna forma.

- He oído como hablabais del "Maestro" entre Salomé, Sara y tú - indicó Esther - y por temor a que pensarais que soy una entrometida, no he querido inmiscuirme en la conversación, pero si me contáseis con detalle todos los prodigios que vuestro Maestro realizaba, me serviría de gran ayuda. ¿Es posible que un hombre sea capaz de llevar a cabo todo lo que habéis dicho de él?

María no pudo evitar mostrar una sonrisa ante las palabras de Esther y con gesto delicado y en su habitual cálido tono de voz le dijo:

- Verás, mi querida Esther. Yeshúa, además de ser mi compañero y el padre de mis hijas, también era nuestro guía y Maestro.

- ¿Y cómo es que no está ahora contigo…? - replicó Esther, sin apenas dejar terminar a María.

- Sí lo está, sólo que tú aún no lo puedes ver…

- No te entiendo María… ¿Dónde se oculta tu esposo Yeshúa, que yo no lo veo?

- No se oculta Esther, está aquí, presente en mí, en nuestras hijas y en todo aquél que cree en él. Pero entiendo que tú ahora no puedas comprender lo que te digo, pues no lo has conocido, ni tampoco sabías nada de él hasta este momento, así pues, ya es hora de que yo cumpla con mi parte y empiece a dar la buena nueva.

Nunca nos has preguntado porqué vinimos a esta tierra, te has limitado a ayudarnos sin hacer preguntas, pero ahora es tiempo de que sepas todo lo ocurrido.

Yo también me he fijado en vosotros, en ti y en tus bondadosos hijos Saúl y Samuel y me he dado cuenta de que sois descendientes de la tribu de Benjamín, como yo. Me hubiera gustado haber venido junto a Yeshúa - Jesús - en mejores circunstancias, pero los acontecimientos acaecidos en Judea durante la última pascua, cambiaron todo lo que para mí había sido hasta entonces mi vida.

Para no extenderme en aspectos que ya conocerás más adelante, te diré que Jesús era descendiente de la casa de David y con derecho al trono que ahora ocupa Herodes Antipas, el sátrapa impuesto por Roma.

Los miembros del Sanedrín , con Caifás a la cabeza, hacía tiempo que andaban detrás de Jesús, ya que los había denunciado públicamente por sus excesos y abusos en el Templo de Jerusalén, por lo que en cuanto tuvieron la menor oportunidad, provocaron su detención buscando cualquier excusa, ya fuera por blasfemia o cualquier otro motivo que supusiera costarle la vida. Y así lo hicieron, hasta que Jesús fue detenido, acusado, torturado, castigado, flagelado, humillado y condenado a morir en la cruz, por el procurador de Judea Poncio Pilatos.

Para ello, utilizaron todos los medios y argucias a su alcance, incluyendo la traición de Judas Iscariote, uno de los discípulos a los que el Maestro más amaba, aunque tal como me confesara el propio Jesús, en realidad no fue tal traición.

- ¿Qué quieres decir María… a qué te refieres con eso…? - preguntó Esther.

- Jesús sabía con antelación todo lo que iba a acontecer. Así le fue revelado por su "Padre Celestial" tiempo atrás, en el Monte Tabor. - Aclaró María.

- ¿Y quién es ese Padre Celestial que le dice a su hijo que tiene que morir crucificado? - Intervino Esther.

- Dios…, Esther, ese Padre Celestial es Dios, y Jesús, es su hijo amado.

- Pero... si Jesús sabía que iba a ser detenido, acusado, torturado, castigado, flagelado, humillado y condenado a morir en la cruz, ¿Por qué lo permitió, siendo el Hijo de Dios?, ¿Por qué no huyó, o cambió los hechos que tenían que suceder?, ¿Cómo permitió que uno de sus discípulos más amados le traicionará?- replicó Esther.

- Si Jesús hubiese hecho algo de todo eso que mencionas, - respondió María Magdalena - no se hubiera cumplido la voluntad del Padre. Jesús le dijo al gobernador romano de Judea Poncio Pilatos: "Si me acusas, me amenazas, me inflinges con estos castigos y hasta me condenas a muerte, es porque, mi Padre, quien tiene el verdadero poder sobre todas las cosas, te lo permite"

Jesús decía en repetidas ocasiones: "El Hombre no debe temer a la muerte, pues la muerte no es más que la liberación del Alma, que se encuentra prisionera en el cuerpo, alegraos pues, de poder morir en el cuerpo y sed libres en la verdadera vida". "Yo he venido a mostrar al Hombre ese camino… el de la libertad del Alma, quien me siga en mi camino, llegará hasta el Padre, sin temor, sin apegos, sin rencor". "Sólo se aprende a través de la experiencia compartida, la razón no entiende de sentimientos del Alma". "Quien muera en mí, volverá a la vida, pues yo soy la vida eterna".

Judas Iscariote sentía las palabras del maestro, acudía a su encuentro y, a solas, mantenían largas conversaciones.

Cuando en cierta ocasión, Simón-Pedro, preguntó por un asunto, El le contestó: "Cuando hagas bien, procura que tu mano derecha, no sepa lo que hace tu mano izquierda".

Jesús utilizaba parábolas para explicar las cosas, mas no siempre era así con todos. Judas era alguien a quien Jesús le tenía un aprecio especial y por tanto, la forma en como se comunicaba con él, también se diferenciaba de la del resto.

En la última reunión comensal, antes de la pascua, dijo Jesús a todos sus discípulos:

"Os voy a pedir a cada uno de vosotros que actuéis de acuerdo a mi voluntad, que es la de mi Padre, nadie por tanto, deberá sentirse amado en mayor o menor medida, a causa de la misión encomendada, pues igual que un padre encomienda a cada uno de sus hijos la tarea de la hacienda para la que están mejor cualificados, de igual forma, mi Padre, os conoce a todos vosotros en vuestras mejores cualidades".

Jesús estuvo respondiendo a las diversas preguntas y revelaciones de los sueños de los discípulos, quienes le consultaron al respecto de un sueño muy enigmático, donde le dijeron ver un gran altar en el interior de una gran casa y en frente de dicho altar, habían doce sacerdotes y un hombre. Detrás de ellos, aparecía una gran multitud esperando realizar sus ofrendas. Jesús interrumpió para preguntarles:

- "¿Cómo eran esos sacerdotes?

- Señor, - respondieron los discípulos - algunos de esos sacerdotes aparecieron ante nuestra visión como pecadores, sacrificando a sus propios hijos y esposas, yaciendo con hombres, otros se veían envueltos en asesinatos y algunos más, cometían otros muchos pecados que estaban fuera de la ley. Mientras tanto, los hombres que se van acercando al altar, invocan tu nombre y los sacrificios son completados en su totalidad.

- ¿Por qué os sentís perturbados ante esa visión que habéis descrito? - les dijo Jesús - En verdad os digo: Esos sacerdotes que habéis visto, es la representación de vosotros mismos y de quienes os representarán en otras generaciones. Invocáis mi nombre, mas servís a ese dios, al que ante ese altar, entregáis en sacrificio a los hombres, como si de ganado se tratase, siendo llevados hasta allí mediante el engaño y la mentira.

Mi nombre ha sido ya escrito en las estrellas, por las generaciones de la Humanidad. Mas como si de un árbol sin fruto se tratase, así han de verse, de forma vergonzosa, por los actos de estos sacerdotes que dicen hablar en mi nombre, pero que no hacen como digo.

...

________________________

 

VOLVER